Durante este último período de aislamiento social, preventivo y obligatorio, las personas con discapacidad no cuentan con la posibilidad de realizar actividad física ni recibir estímulos deportivos que beneficien su salud. En muchos casos la actividad física contribuye además en la regulación conductual y emocional de las personas con discapacidad.

Ante la posibilidad del permiso de “salidas terapéuticas” enmarcado en la resolución 77/2020 de la agencia nacional de discapacidad, es que desde Pinamar Aprende nos adaptamos a estos cambios y proponemos la implementación de un taller de acompañamiento recreativo que constará de actividad física en domicilio o en sus cercanías, con un plan de trabajo individualizado de media hora con cada alumno, a cargo de docentes de educación física.

Profesores: Romina Geminiani, Alexia Apesteguia, Gabriel Gimenez, Valeria Fantozzi, Priscila Lopez).

Menú